Gafas Progresivas

En Optilent tenemos una manera distinta de hacer progresivos. Por la calidad de las lentes, por la formación de nuestros optometristas, por el estudio exhaustivo de la visión, por el trato humano…

¿qué son las lentes progresivas?

Las lentes progresivas son las lentes más evolucionadas del mercado, y permiten a los présbitas una visión correcta a todas las distancias (en el plano lejano, medio y cercano), con una transición suave de una a otra, sin “saltos” entre ellas. Esta característica técnica implica una característica estética: al no tener “cortes” que delimitan los campos de visión, las lentes progresivas dan un aspecto natural a los ojos

¿Cómo sé si tengo presbicia?

¿Alguna vez has estirado los brazos para poder ver algo con más nitidez, como una etiqueta, un libro o un mensaje de tu smartphone? Si la respuesta es sí y tienes más de 45 años, lo más probable es que estén apareciendo los primeros síntomas de presbicia. Acude a tu óptica para que te hagan una revisión visual, quizá ha llegado el momento de hacerse

¿Cómo funcionan las lentes progresivas?

Cuando miramos al horizonte (plano lejano), nuestra pupila se dirige hacia arriba; si miramos al plano medio (a una distancia de 30-40 cm a 6 metros), se sitúa aproximadamente en la mitad del ojo y, cuando estamos haciendo un trabajo que requiere una buena visión de cerca, se mueve hacia la zona inferior del ojo.

Mitos de las lentes progresivas

  • Es falso que es difícil adaptarse a ellas: las lentes progresivas se han desarrollado tanto que prácticamente el 100% de los usuarios se adaptan a ellas de forma inmediata. Su forma de mirar es tan natural que muchos afirman que, cuando las usan, no tienen la impresión de estar llevando gafas.
  • Es falso que causan mareos: Las lentes progresivas permiten una visión natural pasando de forma progresiva del plano de lejos, al intermedio y al de cerca, por lo que no causan mareos. Los mareos de la adaptación a las progresivas muchas veces estaban ocasionados por el “efecto balanceo”, una sensación de descoordinación de enfoque entre lo que se ve y los movimientos de ojos o de cabeza. Las lentes progresivas de última generación han acabado con este “efecto balanceo” y mejorado la adaptación.
  • Es falso que no se puede ver por los lados: las lentes progresivas de antes ofrecían una visión borrosa por los lados. Los retallados digitales con los que se realizan las lentes progresivas actuales proporcionan campos de visión muy amplios a todas las distancias.
  • Es falso que ofrecen una visión distorsionada: las nuevas lentes progresivas de última generación casi no producen aberraciones ni distorsiones en los laterales y, tampoco ante los movimientos de cabeza del usuario.
  • Es falso que sólo pueden usarse para trabajar: Al ofrecer una visión natural a todas las distancias, es posible usarlas para realizar actividades fuera de la oficina, o practicar deporte; es el présbita quien determina para qué las quiere.
  • Es falso que son iguales que las bifocales: Mientras que en las lentes bifocales hay un salto o corte entre el campo de visión de lejos y el de cerca, y no hay visión intermedia, en las progresivas se tienen en cuenta los tres campos de visión y el paso de uno a otro se produce de manera gradual (o progresiva). El hecho que no haya cortes entre los diferentes planos de visión hace, además, que las lentes progresivas sean mucho más estéticas que las bifocales.

¿Cómo son las gafas ideales para unos progresivos?

La montura “ideal” para unos progresivos suele tener un marco amplio. La razón de esto es sencilla: cuanto mayor sea la distancia desde la parte inferior del marco de la montura a la parte superior, más espacio habrá para incluir en la lente todas las áreas de visión (corta, intermedia y larga distancia).

Pero eso no significa que no puedas tener unas gafas estrechas para corregir la presbicia: en Varilux disponemos de lentes de última generación que están diseñadas especialmente para este tipo de monturas más pequeñas, pregunta por ellas a tu profesional del cuidado de la visión.